Italia es un país religioso. Es un destino con recorridos ricos en iglesias, santuarios, monasterios y templos.  Guías especializados llevarán a su grupo a conocer todos estos lugares que revivirán la fe.